El celo en las perras

Derechos del animal
12 enero, 2017
Consejos de alimentación
12 enero, 2017
EL PRIMER CELO.
Es muy difícil marcar la fecha concreta de la aparición del primer celo de las perras. Como fecha media podríamos decir que suelen tener su primer celo entre los siete y los nueve meses de edad, pero si su aparición no se produce en estas fechas, no debemos extrañarnos, ya que existen diversos factores que hacen que estos datos sean aproximados y de referencia: la raza (antes en razas pequeñas y más tarde en razas grandes), las condiciones ambientales (más incidencia a principio de primavera y de otoño), la presencia de otras hembras, la administración de ciertos medicamentos...

Debemos estar tranquilos hasta los 18 meses de edad de la perra, ya que existe la posibilidad de no presentar el celo antes de esta fecha. Si pasado dicho período aún no existieran indicios de celo, deberíamos acudir a nuestro veterinario de confianza.

El celo puede identificarse por el cambio de comportamiento del animal, el aumento de tamaño de la zona genital (edema vulvar) y las pérdidas hemorrágicas: estas últimas y el edema de la vulva suelen ser más intensos en el primer celo que en los posteriores.

  PERIODICIDAD DEL CELO.

El celo se desarrolla en un período de una duración media de unos 15 días (entre 8 y 20 días); durante este tiempo debemos ponernos alerta en el caso de que las pérdidas hemorrágicas duren más de 21 días (acudir al veterinario); podemos considerar normal la aparición del celo cada seis meses (entre 5 y 12 meses), aunque lo más importante es que los celos sean regulares, ya sea cada 5, cada 7 o cada 12 meses.

Las perras con celos cada cuatro meses o menos suelen acabar presentando algún tipo de patología en su aparato reproductor.

  EL CICLO SEXUAL DE LAS PERRAS.

El ciclo sexual de las perras tiene cuatro fases:

Proestro. Es la fase inicial del ciclo que comienza con el sangrado y la atracción de los machos sin permitir la monta. Suele durar 1 semana y media, pero varía de los 3 a los 21 días.

Estro. Es la etapa en la que se produce la monta. Suele durar unos 7 días, pero varía de los 2 días a las 3 semanas.

Diestro. En esta fase ya se ha producido la ovulación. Dura unos 2 meses y durante este período puede producirse:

Gestación: en caso de que se haya producido una monta efectiva.

Pseudogestación: si no ha existido monta y surgen las variaciones hormonales típicas de la "pseudopreñez".

Un período normal de inicio de descanso.

Anestro. Es el reposo propiamente dicho del cico sexual. Los ovarios están sin actividad.

  ¿POR QUÉ LA PERRA ATRAE A LOS MACHOS?

Por una feromona que acompaña al sangrado. La principal feromona canina es el éster metílico del ácido parahidroxibenzoico; los machos pueden detectar el olor de esta sugerente feromona a más de 1 kilómetro de distancia.

  ¿LAS PERRAS NECESITAN CRIAR AL MENOS UNA VEZ EN SU VIDA?

Muchas personas piensan que si nuestras mascotas no son nunca madres pueden volverse locas, tener tumores de todo tipo... y muchas veces para evitar estos terribles problemas, cruzan a su mascota con otro animal sin pararse a valorar la responsabilidad que conlleva una camada en casa (abandonos, molestias, dinero...).

Nos gustaría dejar claro de una vez por todas que si nuestras perras nunca se quedan preñadas no pasa absolutamente nada. La perra no tiene ningún tipo de necesidad física ni psíquica de criar.
Juan Manuel Cáceres
Juan Manuel Cáceres
Adiestrador y gerente de Adiecan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *